Para empezar a invertir… ¿Qué tal los fondos mutuos?

Para empezar a invertir... ¿Qué tal los fondos mutuos?
septiembre 07, 2021
Categoría: Inversiones
septiembre 07, 2021
Categoría: Inversiones

Tiempo de lectura:

Sabes hacia dónde quieres llegar… pero ¿sabes cómo hacerlo? El proceso de invertir tiene una fase de preparación y luego llega el momento de poner en marcha el plan que te has propuesto. Es por eso que en un artículo anterior hablamos sobre la importancia de identificar nuestros objetivos financieros para guiar nuestra manera de invertir. Trazarse metas es el paso inicial, pero ahora es tiempo de llevar ese paso a la acción; mover el dinero y ponerlo a trabajar, es decir, empezar a invertir.

Cabe mencionar que, para comenzar, hay algunos requisitos previos que hay que considerar para que la experiencia de invertir sea lo más satisfactoria posible, estos son:

1. Conocer tu perfil de riesgo, es decir, tu tolerancia o aversión al riesgo. Esto es de vital importancia para identificar los activos que mejor se acomoden a tus expectativas de rendimiento y volatilidad. 

2. Si no hay ahorro, no puede haber inversión. Por lo tanto, es necesario que reconozcas tu presupuesto real, ya sea para una inversión inicial o para aportes periódicos que puedas hacer para alcanzar tus metas. 

3. Una vez hayas identificado tu perfil de riesgo, hayas establecido esos objetivos/metas y tengas claro el presupuesto para alcanzarlos, tienes todo listo para ejecutar un plan de inversión. 

Muchas personas se quedan en el paso de preparación con la eterna promesa de que algún día comenzarán a invertir. Es común que varios de estos “aspirantes a inversionistas” no pasan a la práctica porque no conocen los vehículos ideales para emprender esta aventura, y peor aún,  no tienen la confianza suficiente para “tirarse al agua”.

Si te hace falta ese impulso final para activar tu lado inversionista y necesitas saber qué vehículo de inversión es el ideal para un principiante… puede que la respuesta se encuentre en los fondos mutuos.

Momento de definir una estrategia

Así como cuando se tiene un proyecto de remodelación en casa y debes elegir entre contratar a un experto o hacerlo tú mismo, el método o estrategia de inversión que vayas a aplicar se puede delegar a un asesor que defina los fondos mutuos que mejor se alinean a tus objetivos financieros o puedes invertir por tu cuenta y armar un portafolio diversificado a tu gusto, aunque demande más esfuerzo, tiempo y conocimiento.

Primera estrategia – Dejarse asesorar:

Hay que saber comunicar adecuadamente nuestras aspiraciones a quien nos guía, esto es, plantearse metas claras y realistas, y evaluar las sugerencias que nos hacen hasta ajustarlas a nuestras posibilidades y preferencias. Será tarea del asesor optimizar el uso de los recursos, mientras que nuestra tarea será la paciencia con las inversiones y la constancia de aportar para nuestros objetivos.

Segunda estrategia – Gestionar tú mismo tu portafolio de inversiones:

Debes definir una estrategia general y una distribución objetivo entre los diferentes tipos de activos, en palabras más sencilla el “plan de ruta”. Por ejemplo, muchos inversionistas suelen optar por distribuir su patrimonio equitativamente entre renta fija y renta variable. Otros van un paso hacia adelante y hacen una diferenciación entre la parte estructural de su cartera (es decir, el 70% de su portafolio diversificado a largo plazo) y la parte táctica (es decir, el 30% para tener una mayor rotación y tomar riesgos en búsqueda de rentabilidad). Será tarea tuya definir la distribución por tipo de activo, cuánto será estructural y cuánto táctico y mantener esta filosofía de inversión a lo largo del tiempo.

Evaluar los instrumentos de inversión disponibles

Cuando eliges el destino de un viaje internacional, automáticamente, ya estás buscando los pasajes de avión, y es que, sin duda, el transporte aéreo es claramente el medio más eficiente para este tipo de viajes. No obstante, en el mundo de las inversiones, el instrumento ideal para implementar nuestra estrategia de inversión no es así de fácil de definir y exige un análisis más profundo.

Existen varios criterios que puedes tener en cuenta para comparar las opciones que el mercado ofrece: 

    • Los costos (comisiones por operación o por administración).
    • Los montos mínimos de inversión, liquidez y facilidad para mover el capital.
    • El retorno neto. 

Para un principiante con poca experiencia en el mercado, que cuenta con montos más modestos para empezar y que busca flexibilidad para su patrimonio, los fondos mutuos son el vehículo ideal puesto que tienen un equilibrio entre el grado de diversificación que ofrecen y la posibilidad de elegir aquel con una estrategia que se amolde a nuestro perfil de riesgo y objetivos de inversión.

Existen los fondos mutuos más diversificados que abarcan un rango más amplio de tipos de activo, así como los fondos con estrategias más específicas que le permiten al inversionista construir su cartera combinando las opciones; como lo hacen los inversionistas más sofisticados.

Construir el portafolio como un imperio, poco a poco y de forma constante

Bien lo decía Benjamin Graham al afirmar que, en la gestión de portafolios, al contrario de lo que muchos piensan, sólo 20% del esfuerzo es el saber comprar y vender, pero el 80% consiste en mantener la inversión y ser consistentes con la filosofía de inversión para traducirla en resultados positivos. Esa meticulosidad de la que hace gala Graham también se muestra cuando sostiene que la mejor manera de invertir es hacerlo de forma metódica y pausada para obtener mejores resultados, esto es sencillo de explicar.

Existen dos motivos principales por los que resulta recomendable invertir por partes, independientemente del monto total.. 

En primer lugar, nadie tiene una bola de cristal como para cumplir la proeza de siempre “comprar en el mínimo y vender en el máximo”; realizar entradas parciales a fondos mutuos diversificados nos asegura no quedarnos esperando eternamente  la “oportunidad de oro” para comprar. Además, permite no apresurarnos y colocar todo por pensar que se nos puede estar pasando la ola. Y finalmente, invertir constantemente el mismo monto de dinero hará que compremos más unidades cuando está más barato y menos cuando está caro el mercado. 

En segundo lugar, invertir poco a poco genera el hábito de revisar nuestro portafolio de manera constante y por lo tanto, darle tiempo suficiente a la posibilidad de que surgan nuevas alternativas de inversión que puedan ser atractivas para nuestro portafolio.

Valores y principios que deben marcar nuestra política de inversión

Para cerrar, hablemos de cómo deberíamos medir a nuestros asesores. Si bien solemos medir a los asesores y gestores de inversiones por sus resultados de rentabilidad, es más valioso aún, medirlos por su filosofía de inversión y los principios detrás de la misma, pues es a través de esa filosofía que se constituyen los fondos mutuos y portafolios más aclamados por el mercado.

Esto mismo te aplica a ti como inversionista, manteniendo principios base para gestionar tu portafolio de manera inteligente y exitosa. Paciencia para operar y que la volatilidad del mercado no altere tus planes; constancia y disciplina para mantener un horizonte de largo plazo; coherencia con tus objetivos y con la estrategia de inversión para generar resultados; y ser diligente al indagar sobre tu portafolio, porque a mayor atención al detalle y análisis criterioso, mejor habrás empezado a invertir.

Tiempo de lectura:

Suscríbete al Newsletter

Regístrate con tu correo para recibir nuestras noticias y actualizaciones.

Otras categorías

¿Qué tan útil te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!
(Total votos: 1 Promedio: 5)

educatyba

En tyba creemos fielmente que la educación es el camino para poder cumplir nuestro propósito principal: ayudar a las personas a cumplir sus metas. Sabemos que la mejor manera de tomar decisiones adecuadas es conociendo del tema y siendo conscientes de las consecuencias que conlleva cada decisión. Por eso nace educatyba, para darle forma a esa necesidad que teníamos de proporcionar información útil y educación financiera para todos; con un lenguaje claro, sencillo y de libre acceso. Con el fin de que las personas puedan tomar las mejores decisiones sobre sus finanzas y así alcanzar sus metas sin cohibirse, aprendiendo a invertir, perdiéndole el miedo a “lo desconocido” y usando herramientas digitales que les permitan hacer que “su dinero trabaje por ellos”.

¡Descárgala ya!

¡Descárgala ya!

Descarga la app